El pasado 15 de agosto fueron distinguidos por el vicegobernadorde la Pcia de Santa Fe, Jorge Henn, dos colaboradores amados por toda la comunidad del Centro Braille Rosario. En el marco del "Reconocimiento día a día " del mes agosto, Alicia Flores y José Monclús fueron felicitados por su dedicación y amor a nuestra institución.
ALICIA Y JOSÉ GRACIAS POR TANTO AMOR!!!
Nuestro agradecimiento al vicegobernador por destacar a personas tan necesarias!
En la foto: Alicia Flores, Jorge Henn, José monclús y Mariel Massari
Foto

PALABRAS PARA ALICIA FLORES

Yo no sé cómo decirlo, quizás mis compañeras podrían decir en qué momento, en qué año, en qué cruce de caminos nos encontramos con Alicia. Sólo podemos asegurar, que de un modo dialéctico nosotras la elegimos y ella nos eligió a nosotras, y a partir de aquel momento algo de nuestro corazón y nuestro intelecto cambió.

Me pregunto cómo sintetizar en la brevedad de este escrito, una personalidad tan inabarcable como la de ella. Maestra, modelo de identificación, compañera, amiga y a veces un poquito mamá.

Muchas de nosotras no tenemos el placer de ver sus ojos pero sí entendemos su mirada, sus manos sobre las nuestras cuando algo nos ocurre, su saber, su pródigo saber de mujer entera, llena de coraje, más allá de su apariencia frágil... Alicia generosa, fecunda en sus palabras, como un faro en la noche, para alguna de nosotras fue el reconocimiento de lo que no sabían que poseían en un lugar de sí mismas, para otras es el estímulo y los proyectos con los que ella nos gratifica.

¡Qué mujer, qué extraordinaria mujer! Inteligente, cálida, afectuosa, dispuesta siempre a dar, tan dulce y a veces tan enérgica, podríamos recordar en este momento cuando Alicia lee una prosa, recita una poesía o simplemente nos habla, todo queda en silencio y su voz emerge alta, joven, clara, segura, apasionada... estoy convencida que el corazón de todas se estremece de emoción al escucharla.

Somos en verdad privilegiadas porque supiste como nadie trasmitirnos el enigmático y sagrado arte de la articulación y estructuración de los signos, de los símbolos y las palabras, con la cálida sensibilidad de una poeta, a disfrutar como niños del candor sutil de las palabras, nos enseña a querer y a temer a las palabras, nos mostraste el poder de ellas, cuando éstas ya no están en aquellos silencios donde solo quedan espacios aparentes para el dolor, el llanto y la tristeza, cuando se obtura el discurso, Alicia, también allí nos develaste la palabra.

Con todo cariño, tus alumnas.

15/08/2014