Segmento de salud

La diabetes tipo 2 es actualmente una epidemia mundial. La atención de los individuos con diabetes suele acarrear gastos en atención médica que son cada vez mayores. Por lo tanto, la enfermedad no es sólo un problema individual, sino que también es un problema de salud pública. El dramático incremento de la diabetes tipo 2 en nuestra sociedad se relaciona con el estilo de vida sedentario. La creciente prevalencia de obesidad y sedentarismo es una asociación que conduce al incremento de la diabetes mellitus tipo 2. La diabetes tipo 2 es responsable de cerca del 95% de todos los casos de diabetes y de casi el 100% de los casos no diagnosticados de diabetes.

Se estima que el número de diabéticos en el mundo aumente a 552 millones para el año 2030 y que sólo la mitad conocerá su diagnóstico. En un cálculo reciente de Estados Unidos, los Centers for Disease Control and Prevention (CDC) estimaron que el 8,3% de la población tiene diabetes. La frecuencia de la patología aumenta con el envejecimiento. En 2010 se calculó que la prevalencia de diabetes en Estados Unidos era del 11,3 % en mayores de 20 años de edad. En sujetos >60 años la prevalencia fue del 26,9%. Las estimaciones a nivel mundial indican que en el año 2030 el mayor número de diabéticos tendrá entre 45 y 64 años de edad.

En la Encuesta Nacional de Factores de Riesgo (ENFR) que se realizó en nuestro país en el 2005,en mayores de 18 años, registró una prevalencia nacional de hiperglucemia y/o diabetes mellitus de 11,9% entre aquellos encuestados que reconocieron haberse efectuado algún control de glucemia y del 8,5% en el total de la población adulta encuestada.

Cambios relativamente pequeños en el estilo de vida como reducir la ingesta calórica y aumentar la actividad física pueden retrasar o prevenir la transición desde una tolerancia alterada a la glucosa hasta la diabetes tipo 2.

Existe evidencia sólida y coherente en cuanto a que el manejo de la obesidad puede demorar la evolución de la prediabetes a diabetes tipo 2 y beneficiar el tratamiento de la diabetes tipo 2. Es importante recordar la importancia de realizarse un control de salud con su médico de cabecera antes de comenzar con la actividad física.

A continuación se muestra un gráfico que hace referencia a la distribución de la discapacidad visual por etiologías en el Centro de Rehabilitación “Luis Braille” de Rosario. Puede observarse que la diabetes es la causa más frecuente de ceguera en adultos.


Prof. Dr. Olivares Rubén Andrés (Asesor Médico del CRLB de Rosario; especialista universitario en Clínica Médica)