Científicos de la Lulea University of Technology, en Suecia, han desarrollado una silla de ruedas capaz de dirigirse mediante láser, facilitando la tarea a los discapacitados ciegos o que tengan visión reducida. Se trata de una herramienta innovadora. Realiza un mapa en 3D del entorno y envía señales al usuario. Éste reconoce las paredes y es capaz de sentir los obstáculos mediante una tecnología de tacto.

La tecnología es uno de los pilares de la investigación médica en estos momentos. A nivel de usuario existen diversas iniciativas, como adaptar los smartphones para que sean aprovechables para la salud de sus propietarios. En el laboratorio se realizan experimentos que incluyen los últimos avances técnicos, como es el caso de esta silla de ruedas diseñada en la Lulea University of Technology de Suecia.

Esta silla de ruedas está equipada con un sistema de escaneo mediante láser que examina el entorno en el que se encuentra el usuario. De esta forma traza un mapa en tres dimensiones de lo que rodea a la silla, incluidos obstáculos y paredes. Con ello se logran las personas ciegas o quienes tengan dificultades de visión puedan manejarse por sí solos.

Es evidente que si los usuarios son ciegos no podrán acceder visualmente al mapa en 3D. Este es uno de los puntos más atractivos del sistema. El plano que se diseña a través del láser se transmite al usuario mediante una tecnología de tacto. Esto quiere decir que la persona que esté en la silla de ruedas sentirá los obstáculos anticipadamente, con lo que tendrá capacidad de reacción suficiente para cambiar el rumbo o detenerse.

La silla de ruedas, que se completa con un joystick para manejarla, ya ha sido probada por un estudiante discapacitado, Daniel Innala Ahlmark, que controló sin dificultades el sistema y se sintió a gusto con él. La puesta en producción de un modelo del aparato está prevista en los próximos cinco años.

Los avances técnicos tienen un gran papel que jugar en el futuro de la salud. Respecto a algunas discapacidades de tipo físico la tecnología tiene mucho que decir. Aparte de ideas brillantes existen proyectos más sólidos, a gran escala, como los exoesqueletos, cuyo potencial lleva tiempo siendo investigado.

 

Información extraída de ticbeat.