El lunes 30 de mayo de 2011, en el diario La Capital de Rosario, en la sección carta de lectores una persona planteó sus dudas con respecto al uso de los bastones. Eso motivó una respuesta desde el Centro Luís Braille de Rosario, que salió publicada en el mismo diario y sección el día 03 de junio de 2011.

 

Interrogante planteado el día 30/05/2011.

Tengo un respeto inmenso por el Instituto Luis Braille. Allí tenía un profesor amigo, ya fallecido, no vidente y con una vocación inquebrantable. Tengo una amiga y vecina que es casi no vidente. De un ojo no ve nada y del otro muy poco. Ella usa un bastón verde, porque según las normas o costumbres para su situación, así debe ser. Pienso, y eso es muy subjetivo, que para todos debería ser bastón blanco, para no confundir a la ciudadanía con detalles que muchos ignoran. La señora aludida ciertamente ve muy poco y cuando circula con su bastón verde mucha gente no sabe cómo tratarla por desconocer sobre ese color de bastón. No soy especialista, ni mucho menos, pero me parece que se deberían unificar los colores del bastón para que estas personas no corran peligro. Es todo un tema, se trata de vidas humanas que si bien están en otras condiciones distintas al no vidente, ellos sólo ven hasta donde pueden y es muy poco. Es un tema a tratar.

Noticia extraída del Diario La Capital.

Respuesta publicada el día 03/06/2011.

En virtud de la carta publicada sobre el bastón verde el día 30 de mayo, desde el Centro de Rehabilitación 2014 Luis Braille queremos aclarar algunos conceptos. La ceguera y la baja visión con circunstancias muy especiales en la vida de las personas, que requieren abordajes diferentes. No es lo mismo "no ver nada", que "ver poco", por decirlo de una manera clara y concreta. Durante los últimos años, mucho se ha hablado y trabajado sobre la baja visión, y hoy es un tema central de preocupación y ocupación de este centro, ya que esta población demanda el respeto de una identidad diferente a la ceguera. Hay muchos factores que producen variantes en el funcionamiento visual de las personas con baja visión. Es posible ver personas que pueden leer el diario y que luego no pueden cruzar la calle o ver el número del colectivo, que en ocasiones se comportan como ciegos y en otras como videntes totales. Esto forma parte de la realidad de una persona con baja visión, compleja para si mismo y para su entorno. El bastón verde, reconocido como dispositivo de orientación y movilidad para personas con baja visión por la ley nacional 25.682, ha venido a colaborar en la instalación de una identidad propia de este grupo de personas. Sólo hay que respetar su derecho a elegir bastón blanco/bastón verde, y siempre ofrecerles su ayuda. Para más información consultar nuestra página: www.centrobraille.com.ar

Noticia extraída del Diario La Capital.